Dieta cetogénica

La dieta cetogénica (keto) produce una pérdida de peso rápida.

Es algo extrema así que conviene conocer sus beneficios e inconvenientes y realizarla bajo supervisión.

dieta cetogénica

Qué es la dieta cetogénica

Es aquella en la que los alimentos deberán tener bajo contenido en carbohidratos y muy alto en grasas lo que induce un cambio en la fuente principal de energía y en el estado metabólico.

El organismo, en ausencia de hidratos de carbono suficientes como combustible (glucosa), agotará las reservas de glucógeno y la principal fuente de energía pasará a ser la quema de grasas en el hígado.

Obtendrá como resultado los llamados cuerpos cetónicos (cetonas) que distribuirá, como nutriente, al cerebro, los músculos y resto de órganos. Se habrá provocado entrar en cetosis.

Menús de la dieta cetogénica

A la hora de elaborar un menú para la dieta cetogénica, sus alimentos deberán contener: carbohidratos (5-10%), grasas (60%) y proteínas (30-35%).

Si tenemos en cuenta que en una alimentación normal casi la mitad suelen ser hidratos de carbono, el cambio de dieta es importante.

Debe evitar al máximo el pan, las patatas, el arroz, las pastas y la fruta.

Puede seleccionar los nutrientes en esta completa Tabla de Alimentos con su información nutricional, también disponible en pdf.

Descarga gratuita:

Tabla de Alimentos - Medicina información

Alimentos Permitidos

Los alimentos permitidos en la dieta cetogenica (keto) serán sobre todo grasos y con algo de proteínas. La lista será la siguiente:

dieta cetogénica - alimentos permitidos

  • Vegetales con pocos carbohidratos: espinacas y en general las verduras de hoja verde, aguacate, pepino, coliflor, brócoli, espárrago, repollo, tomate, cebolla.
  • Pescado azul, rico en grasas poliinsaturadas: salmón, sardina, boquerón, caballa, trucha, atún, palometa, chicharro, bonito, pez espada.
  • Carne y embutidos: pollo y pavo, pero también puede comer carnes con grasa.
  • Huevos y mayonesa.
  • Productos lácteos grasos como la crema de leche, la mantequilla, queso de cabra, cheddar, mozzarella o yogurt sin azúcar.
  • Frutos secos y semillas: nueces, almendras, semillas de calabaza, semillas de chia.
  • Aceite de oliva virgen, aceite de coco y aceite de aguacate.
  • Sal, pimienta, especias, mostaza…

Alimentos Prohibidos

En la dieta cetogénica deberán limitarse los siguientes alimentos (ricos en carbohidratos):

  • Frutas: contienen azúcares, en forma de fructosa, que es un carbohidrato.
    • Las que más tienen y debe evitar: dátil, higo, uva, mango, cereza, plátano, mandarina y manzana.
    • Las que menos tienen y puede ingerir de vez en cuando (de menos carbohidratos a más): limón, arándano, frambuesa, fresa, sandía, pomelo y melón.
  • Pan, pastas, harina, arroz.
  • Cereales: Los que más carbohidratos contienen son el trigo inflado, muesli, salvado de trigo, copos de arroz, trigo y cebada, Corn Flakes, y copos de avena.
  • Patatas.
  • Legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, guisantes, judías, habas, frijoles)
  • Dulces y pasteles, repostería.
  • Bebidas gaseosas, azucaradas y zumos.
  • Alimentos procesados y comidas preparadas (a menudo con altos niveles de grasas no saludables y carbohidratos)

Ventajas de la dieta cetogénica. Beneficios.

Perder peso – Adelgazar

  • No es necesario contar las calorías, y es mucho más efectiva para perder peso que las dietas bajas en grasas.
  • Muchas personas que siguen este tipo de dieta para bajar de peso pierden más del doble de kilos que las que sólo siguen una dieta baja en calorías. Y les permite comer y mantener un peso saludable.
  • Es más rápida para adelgazar que aquellas otras dietas basadas en ingerir poca grasa y muchas proteínas.

En la Diabetes Mellitus

La dieta cetogénica beneficia a los diabéticos porque:

  • reduce los niveles de azúcar en sangre,
  • reduce su peso y grasa corporal, y
  • mejora la sensibilidad a la insulina.

El sobrepeso y la obesidad, en la diabetes tipo 2, además de ser un inconveniente, es a menudo su causa.

Y la glucosa en sangre está elevada debido a que no puede ser utilizada convenientemente por las células porque presentan resistencia a la insulina, resistencia que mejora mucho con esta dieta.

En el Cáncer

Algunos estudios han pretendido valorar si reduciendo el azúcar en la dieta se podría influir positivamente en el control del cáncer. Y parece que sí.

En el cáncer:

  • las células del tumor se multiplican con mayor velocidad,
  • su metabolismo energético está acelerado, y
  • su consumo de glucosa (carbohidratos) es también mayor.
  • apenas utilizan normalmente grasas o proteínas para obtener la energía necesaria para su crecimiento.

En consecuencia la dieta cetogénica:

  • sería una medida de apoyo,
  • jamás sería un sustituto del tratamiento médico porque las células cancerosas pueden adaptarse a condiciones metabólicas adversas mejor que las células normales.

Por otra parte no hay estudios que señalen que esta dieta pueda prevenir el cáncer.

En la Epilepsia

Sólo en algunos casos de epilepsia infantil, en los que los fármacos anti-epilépticos no están resultando efectivos, la dieta cetogénica parece reducir la frecuencia de las convulsiones.

En el Alzheimer

El Alzheimer, algunas enfermedades cardíacas, el acné y otros trastornos pudieran beneficiarse de unas dietas bajas en carbohidratos.

Inconvenientes

No se han identificado efectos secundarios específicos en este tipo de dietas.

En los primeros días pueden aparecer algunos síntomas, aunque suelen desaparecer rápidamente.

Para reducirlos convendrá iniciar la dieta de forma lenta, incorporando a sus recetas de forma progresiva más grasas y reduciendo al mismo tiempo los hidratos de carbono.

No debe seguirse de forma estricta por tiempo indefinido.

En algunos casos, como se basa en una dieta con una ingesta alta en grasas, en el supuesto de que tuviera unos niveles de colesterol elevados, podría aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares.

Igualmente aquellas personas que tengan el ácido úrico alto en sangre deberán tener presente que aumenta el riesgo de padecer crisis de gota.

Un inconveniente común a todas las dietas de adelgazamiento es el efecto “yo-yo” cuando se termina la dieta.

Es mejor para una correcta nutrición, planificar desde el principio los cambios dietéticos a medio y largo plazo.

Y complementarlos con ejercicio físico regular, para que los beneficios sobre su salud sean duraderos.

Fases

Durante la fase inicial, cuando el organismo entra en estado de cetosis, se pueden experimentar algunos síntomas leves, aunque desaparecen rápidamente:

  • indigestión,
  • estreñimiento,
  • fatiga,
  • dificultad para la concentración,
  • dolor de cabeza, o
  • insomnio.

El aliento puede oler a acetona por la exhalación de sus toxinas. Es característico de las dietas cetogénicas.

¿ Cómo puede ser detectada la cetosis ?: en los análisis clínicos.

El análisis más simple es a través de un kit suministrado por las farmacias, que mide la concentración de cetonas en la orina con una tira reactiva.

Para evitar la pérdida de masa muscular que puede producirse por la pérdida de peso al seguir una dieta, es necesario que se mantenga la ingesta de proteínas en un nivel cercano al 35 % y que realice ejercicio físico. De esta forma mantendrá la masa muscular de su cuerpo, e incluso podría incrementarla.

De vez en cuando, con la periodicidad que sugiera el especialista, se deberá incrementar la cantidad de carbohidratos, pero teniendo en cuenta que los dos o tres primeros meses la dieta debe ser más estricta.

Por otra parte deberá tener presente que la restricción severa de alimentos pudiera reducir la calidad de vida, y que se desconocen los efectos secundarios a largo plazo de la dieta cetogénica.

Relacionados:

Tabla de alimentos – Información nutricional

Te ayudará a preparar una dieta equilibrada y saludable.

Vitamina D en los ALIMENTOS

En los alimentos, la vitamina D se encuentra de dos formas distintas…

Ultima actualización: