Remedios caseros para el dolor de cabeza

Los principales remedios caseros para el dolor de cabeza son: Jengibre, Menta o Hierbabuena (menta verde), Vainilla, Manzanilla, Hidratación, Frío / Calor, Masajes.

dolor-de-cabeza-remedios-caseros

Sería recomendable no obstante, consultar a su médico si el dolor de cabeza:

  • fuera inusualmente intenso,
  • se iniciara de forma súbita de noche despertándole,
  • aumentara al toser o movilizar la cabeza,
  • fuera progresando en su intensidad hasta limitarle las actividades cotidianas,
  • se relacionara con cambios en su conducta.

Así mismo, si se acompañara de otra sintomatología como: fiebre, o rigidez del cuello, vómitos, somnolencia o debilidad acusada, o alteraciones visuales, entre otros.

Tenga en cuenta que si los remedios naturales que utilice no consiguen aliviar sus dolores de cabeza en media hora, no debería esperar mucho más tiempo para tomar su medicamento analgésico habitual antes de que se vuelva intenso o insoportable.

Y si además del dolor de cabeza tiene tos, o dolor de garganta vea: Remedios caseros para la tos, o Remedios caseros para el dolor de garganta

Jengibre

El jengibre contiene moléculas que se han relacionado con efectos analgésicos y anti inflamatorios (gingerol, shogaol y paradol), que se han revelado útiles para tratar los dolores de cabeza.

Puede utilizarlo de tres formas:

  • Masticar directamente una fina rodaja de jengibre sin piel (resulta poco agradable para algunas personas).
  • Jengibre en agua caliente con miel. Es el mismo procedimiento que el de preparar un te: picar un pequeño trozo de jengibre, del tamaño de un dedo, añadir el equivalente a una taza de agua hirviendo, y dejarlo reposar durante 10 a 15 minutos. A continuación, pasarlo por un colador y añadirle miel.
  • Jengibre rallado con jugo de naranja.

Menta o Hierbabuena (Aceite esencial)

El aceite esencial de menta (piperita), o el de menta verde (hierbabuena), están indicados sobre todo para aliviar el dolor de cabeza tensional (el ocasionado por la tensión muscular en la zona de la nuca o de la frente y comúnmente relacionado con momentos de estrés), aunque es útil también en cualquier otro tipo de cefalea.

Debe colocar unas gotas de aceite en la zona dolorosa y masajearla con el extremo de sus dedos en movimientos circulares durante unos 3 a 5 minutos.

Otros aceites esenciales como el de lavanda, o el de eucalipto, le pueden beneficiar tanto ante un dolor de cabeza tensional como migrañoso. No obstante, no debe utilizarse en niños pequeños, en particular el eucalipto porque podría empeorar su salud aumentando su dificultad para respirar si estuviera resfriado.

Vainilla (Aceite esencial o vainilla natural)

La vainilla natural contiene trazas de una molécula, el eugenol, con propiedades analgésicas y ligeramente antiinflamatorias.

Puede utilizarla de dos formas:

  • Calentar el aceite esencial de vainilla en una lámpara de fragancias e inhalar el aire que desprende, o
  • Ingerir lentamente pequeños sorbos del contenido de un vaso de agua en el que haya disuelto previamente una cucharadita pequeña de extracto de vainilla. No debe utilizarse en niños pequeños.

Manzanilla (infusión)

Puede preparar una infusión, preferiblemente con dos bolsitas de manzanilla. En el dolor de cabeza tensional suele ser suficiente. Y en el caso de la migraña o jaqueca leve, siempre y cuando advierta que le alivia, debiera repetirlo varias veces durante el día.

Hidratación (beber líquidos)

El calor y la deshidratación (pérdida de líquido) ocasionan, con mucha frecuencia, dolor de cabeza, que se aliviará rápidamente al beber agua, o ingiriendo líquidos preferiblemente no muy azucarados.

Frío / Calor

Antes de aplicar frío o calor sobre la zona del dolor es conveniente saber si se trata de un dolor tensional, normalmente ocasionado por estrés, o bien de una migraña (jaqueca).

  • Si lo que tiene es una cefalea por tensión muscular (en la nuca y sienes fundamentalmente) suele ir mejor aplicar una pequeña toalla o compresas tibias, no muy calientes, o bien una botella de agua caliente, o darse un baño, o una ducha caliente.
  • Si lo que padece es una migraña (o jaqueca), se beneficiará más de la aplicación de compresas frías, o cubitos de hielo envueltos en un pañuelo (o trapo, o gasas), en la zona dolorida, porque en ella se produce una dilatación de los vasos sanguíneos, y en el caso de que usara calor empeoraría.

Una forma simple de salir de dudas sobre si el dolor de cabeza es tensional o no, será presionando los músculos de la zona dolorida, la nuca o la sien normalmente. Si aumenta el dolor en la zona en la que presiona con sus dedos, entonces es muscular, y se beneficiará del calor local.

Masajes

En las cefaleas por tensión muscular, aplicar un suave masaje con los dedos, en la zona afectada (nuca o sienes) le proporcionará alivio del dolor. Y si en lugar de un auto masaje, es una tercera persona quien se lo hace, aun mejor porque le permitirá relajarse.

Relacionados:

Ultima actualización: